sábado, 8 de diciembre de 2007

Fecha 21: Moron 0 - Italiano 0. Pobre empate para lamentar o festejar

Jugó con el resultado de All Boys que había igualado con Acassuso, pero Italiano no se sintió presionado ni ansioso por la posibilidad de saltar a la punta en caso de quedarse con los tres puntos. Sabía que enfrente estaba Morón y eso no es poco, porque el equipo del oeste que fue protagonista durante los últimos torneos y en el inicio de este también necesitaba de un triunfo para volver a encaminarse. Entonces había que tener ciertos cuidados.
Los de ¨Cachín¨ Blanco salieron a jugar como lo hace en cada visita: bien firme en el fondo, pelea en el medio campo y salida rápida con los de adelante. Entonces a partir de la solidez de Leo Gómez y el “nono” Molina, la entrega de Velázquez cerca de círculo central y las pinceladas de Britos para habilitar a los delanteros, la visita buscaba ser protagonista.
Sin embargo, Morón hacía lo suyo para no tropezar y a la vez trataba de asociar su juego para inquietar el arco defendido por Anconetani. Luque y Cerrutti hacían marca personal sobre los puntas azzurros, Grana aportaba su oficio en el medio, Vega dejaba un zanjón por derecha con sus subidas mientras Casado y Akerman se hacían respetar con su sola presencia cerca del área.
Por eso se hacía muy parejo en todos los sectores del campo, ninguno de los dos hacía revolcar a los arqueros y si ellos intervenían en el juego era solo para contener alguna pelota sin potencia o para sacar desde el fondo tras un tiro desviado, generalmente de media distancia.
La segunda parte arrancó con más ritmo. A los 3 Víctor Molina casi la mete en su propio arco tras despejar al corner un centro bajo de Falczuk desde la derecha y minutos después Britos encontró bien parado a Griffo en un tiro libre. Después Nico Martínez sacó un zurdazo por arriba del travesaño, pero eran intentos a los que le faltaban algo más de agresividad como para que terminaran en gol. Lo mismo sucedió a los 17 cuando Lopez tiró una pared para quedar mano a mano con el uno gallo a quien no pudo eludir y Abalsamo en el rebote intentó picarla sin éxito sobre Griffo.
Por algunas imprecisiones en los pases y espacios que comenzaron a dejar ambos por los costados se vio a partir de allí un encuentro de ida y vuelta. Lo tuvo Akerman de media vuelta y la pelota salió cerca del palo izquierdo, el mismo destino que tendría el intento de Abalsamo a solo seis del final.
Pero ni la presión final del local bastó para desnivelar un partido muy parejo y que terminó siendo más negocio para Italiano, que pese a no poder dar el salto se mantiene cerca del puntero. Mientras que Morón desaprovechó la chance de descontar a los de arriba y calmar la ansiedad de su gente y poner un manto de tranquilidad a su entrenador, que tiene en duda su continuidad en el cargo.

sábado, 1 de diciembre de 2007

Fecha 20: Italiano 1 - Acassuso 1. Otra vez dejó escapar dos puntos

Cuando aún no terminaban los lamentos por los dos puntos cedidos en el bajo Flores ante Español luego ir ganando por dos goles, este sábado ante Acassuso volvió a repetirse la historia de aferrarse al resultado y dejar agrandar al rival. Por eso Italiano dejó escapar nuevamente una victoria que lo bajó de la punta que hasta el inicio de la fecha compartía con All Boys.
Incluso el encuentro tuvo un arranque parecido con el que había disputado contra su clásico rival porque sin actuaciones deslumbrantes el azzurro asumió el protagonismo lógico que le marcaba la localía y el hecho de tener enfrente un rival de mucho menor rendimiento de acuerdo a lo que marcaba la tabla de posiciones.
Pero Acassuso trató de complicarle el juego con presión en la mitad de la cancha y con solidez en la última línea, logrando quebrar el circuito futbolístico adversario. Una defensa compuesta por momentos con cinco hombres pero a la vez flexible cuando se soltaban los laterales, dejaba pocos huecos para las aproximaciones al arco de Ruhl.
Se complicaba bastante llegar a desnivelar, hasta que a la media hora de juego una mano dentro del área visitante le permitió al conjunto de Cachín Blanco llegar al gol que tanto estaba ansiando. Por supuesto que Abalsamo fue el encargado de ejecutar el penal a la derecha del arquero para estirar a 8 conquistas su buena racha.
Otra vez el número nueve tuvo su chance a los 42, pero su cabezazo fue manoteado por Ruhl y Britos no pudo empujarla tras una serie de rebotes, lo que podía haberse transformado en el segundo. Llegó entonces el descanso y la calma transitoria para Italiano y para su gente, especialmente la platea, que se ponía exigente y pedía más goles.
Tras la reanudación, el equipo oyó los gritos de la tribuna y fue por más, con Saccone tratando de desbordar por los costados y Britos intentando despegarse de sus pegajosas marcas. Sin embargo con el correr de los minutos el local se fue quedando y el entrenador dispuso cerrar el resultado prematuramente con la entrada de otro volante como no había logrado hacer ante Español.
Pero la jugada le salió mal al hasta entonces uno de los líderes del certamen y por el contrario, Acassuso sacaba provecho de sus variantes, porque con el ingreso de Friedrich, Fonzalida y Valenzuela encontró más aire, dinámica y poco a poco se aproximó al arco de enfrente.
Ezequiel Molina daba algunas ventajas físicas por su sector y allí la visita encontraba los mayores huecos para llegar hasta Anconetani. Vino un corner justamente de ese sector y Mussón ganó de cabeza para ponerla en un ángulo fuera del alcance de Anconetani, que poco trabajo había tenido.
Nuevamente se escapaban dos puntos tras estar en ventaja y la posibilidad de mantenerse en lo más alto. Lamento lógico de todo el equipo por lo desperdiciado, pero la tranquilidad de saber que falta mucho, la mitad del torneo, y pensar que Italiano arrancó peligrando su permanencia su presente es más que satisfactorio.