lunes, 17 de agosto de 2015

Fecha 29: ITALIANO 0 – ACASSUSO 0. Un cero bastante lógico

Sportivo Italiano y Acassuso igualaron sin goles en un partido que fue casi el fiel reflejo de sus pobres realidades futbolísticas, que marcan principalmente la carencia de ideas claras del medio hacia adelante y la falta de gol.
Justamente la ausencia de gritos provoca que tanto uno como otro equipo arrastren una importante seguidilla de encuentros sin ganar, ya que los de Toresani no lo hacen desde la fecha 20 frente a Atlanta (por entonces Ferraresi era el entrenador), mientras que el “Quemero” sumó de a tres solo una vez de las últimas doce presentaciones.
Durante la primera parte el “Azzurro” solo se aproximó al arco de enfrente mediante algún disparo de media distancia, ya que las ganas de Heredia y algunas pinceladas de Archubi no alcanzaban para abastecer a un apagado Rojano y a un Di Biasi que no le encontró la vuelta a su improvisada posición de media punta.
Mientras tanto, la intentaba hacer las cosas algo más prolijo y fue quien contó con la situación más clara cuando pasado el primer cuarto de hora Castro estrelló un cabezazo en el travesaño y Pedreira capturó el rebote para transformarlo en gol, pero la jugada terminó siendo anulada por fuera de juego.
Luego del descanso insinuó algo más Acassuso con alguna aparición de sus dos delanteros, pero siguió pecando con la falta de efectividad a la hora de convertir, a tal punto que suma tan solo quince conquistas a favor en lo que va del campeonato.
Con la intención de buscar el gol de la victoria, el “Huevo” mandó a la cancha al experimentado Molina y más tarde a Olivera para darle un poquito más de dinámica al juego ofensivo, pero la historia siguió siendo la misma: falta de ideas claras y poca participación en ataque.
Con respecto a las variantes en el conjunto de Boulogne, las mismas no parecieron ser tan cambiantes y solo el ingreso de Pusnar logró darle algo más de aire, aunque eso no bastó para quebrar la correcta participación de Beltramella bajo los tres palos.
Los minutos pasaron, las defensa siguieron firmes, las delanteras continuaron con el fuego apagado y llegó el pitazo final que decretó un empate con sabor a poco teniendo en cuenta que Italiano necesita imperiosamente ganar para seguir pensando en la permanencia.
El punto tampoco fue negocio para Acassuso, a tal punto que Walter Otta dejó de ser el entrenador al no poder encontrarle la vuelta a un equipo que se aleja cada vez más de la chance de ingresar al Reducido.

FOTOS: Matías Miano.