lunes, 28 de septiembre de 2015

Fecha 36: FENIX 1 – ITALIANO 1. Pronóstico reservado

El estado anímico y futbolístico de Sportivo Italiano no termina de ser el ideal para esta etapa del campeonato en la que se está jugando su permanencia en la categoría. Más si se tiene en cuenta que los triunfos se le escapan de las manos y los rivales directos logran sumar de a tres en reductos difíciles, como sucedió en esta fecha.
El “Azzurro” arrancó con mucha euforia su encuentro ante Fénix, pero en un cuarto de hora todo eso que había insinuado se fue diluyendo a medida que no encontraba la pelota en el medio y los del fondo no se movían con la suficiente seguridad que se necesita para no ir a buscar la pelota en el fondo del arco propio.
Por el contrario, el conjunto de Pilar tuvo bastante movilidad y despliegue en la zona de la mitad de la cancha para que el tridente ofensivo tuviera mayor participación en el área contraria, donde Acevedo no podía descuidarse.
Pese a que las cosas no salían bien, Italiano logró ponerse en ventaja casi sin proponérselo cuando ya se acababa la primera tarde y gracias a una jugada que arrancó en campo propio, continuó por la izquierda y terminó con la asistencia de Catalán para la definición certera de Rojano.
La historia se imaginaba diferente para lo que restaba, pero los de Toresani siguieron confundidos tanto a la hora del traslado del balón como para idear y encontrar los caminos correctos que le permitiesen asegurar una victoria que por entonces parecía un premio exagerado.
Se extrañó la ausente búsqueda de alternativas desde el banco visitante para tratar de enderezar el rumbo y fue allí cuando Fénix aprovechó algunas desinteligencias en la marca para llegar a la igualdad por intermedio de Vombergar, desde casi debajo del arco.
El cielo de Villa Raffo variaba entre soleado y nublado, pero en el campo de juego Italiano siguió viendo los mismos nubarrones del bajo promedio que lo persiguen desde hace mucho tiempo y de los cuales cada partido que pasa se le hace más difícil zafar.