domingo, 22 de febrero de 2015

Fecha 2: BROWN 2 – ITALIANO 0. La emoción fue del “tricolor”

La primera salida de casa no fue la esperada para Sportivo Italiano, ya que cayó ante un Brown que mantiene la base de su equipo desde hace bastante tiempo y logró sacar provecho en cuanto al mayor conocimiento en lo colectivo, fundamentalmente en la zona del medio campo, donde tuvo quite, movilidad y juego. 
El “Azzurro” salió decidido a quebrar el cero de entrada y estuvo cerca de lograrlo tras un córner bajo desde la izquierda en el que Merlo estrelló la pelota en la base del poste derecho. Aunque no tenía mucho volumen de juego porque Alderete no encontraba espacios, los de Ciudad Evita se las arreglaban para aproximarse al área local.
Sin embargo, Drago salió a cruzar lejos a Lemmo y lo derribó, por lo que el juez no dudó en cobrar penal y Sánchez se encargó de abrir la cuenta con un zurdazo a la izquierda del uno, que se había jugado al otro lado.
Ese gol le sirvió al local para tomar mayor confianza, los volantes ganaron la pelota y empezaron a explotar los espacios laterales para hacer participar a un Brito muy activo y a un Grecco siempre amenazante
Pese a algunas imprecisiones, la insistencia de Italiano no cesaba y Barbosa, de cabeza y casi debajo del arco, salvaría el empate pasada la media hora y enseguida Di Biasi la mandó adentro aprovechando un rebote de Ríos ante un remante de Barreal, pero la jugada sería anulada por fuera de juego.
Antes del descanso, Brown tuvo la chance de estirar la ventaja y el “Tano” Pasini se dio cuenta que la mayor falencia estaba en el medio campo. Por eso, para la segunda parte  
mandó a la cancha a Fioravanti y más tarde hizo adelantar a Archubi por un sector izquierdo que se había mostrado algo endeble.
Aunque en varios tramos se dividió el juego, el “Tricolor” fue siempre el que tuvo las mejores ideas pese a que el travesaño evitara el empate de Merlo. Además, las variantes no debilitaron el aceitado andar en la mitad de la cancha e incluso le agregaron una cuota extra de aire para encarar la parte final del encuentro.
La victoria local era ajustada hasta que Brito hizo una jugada bárbara entrando al área por izquierda, con un sombrerito incluido al arquero, que fue rechazado en la raya y apareció el eterno Tridente para desatar el festejo en el día de la vuelta de Pablo Vico al banco tras el fallecimiento de su hijo.  
Sin dudas que la diferencia estuvo principalmente en el rodaje con el que llegaba uno y otro porque los de Adrogué se conocen hace mucho, mientras que en Italiano la llegada de tantos refuerzos hacen que deba ir adquiriendo conocimiento con el correr de los partidos.