domingo, 28 de febrero de 2016

Fecha 4: SAN MIGUEL 1 – SP. ITALIANO 0. Aún está verde

Gracias a un gol de tiro libre de Kippes, San Miguel se alzó con la primera victoria del campeonato ante un Sportivo Italiano que no logra afianzarse como equipo y al que esta vez le faltó la eficacia que había tenido frente a la red en los encuentros anteriores.
El “Azzurro” propuso hacer su juego con posesión de pelota en campo rival desde el comienzo, pero todo eso que insinuaba se diluía a la hora de volcarlo a la zona de definición. De a ratos Aguilera y Ruibal se hicieron dueños de la franja derecha, pero la pelota generalmente no llegaba “limpia” al área y a pesar de eso Miranda Moreira se las rebuscaba para sacar algún remate.
Del otro lado y con varias modificaciones tanto de nombres como de esquema, el conjunto de Los Polvorines mostró al principio y en todas las líneas casi los mismos errores que en las primeras fechas. Hasta que Lamanna fue volteado cerca del área, Kippes se encargó de la ejecución del tiro libre y la pelota tras rebotar en el travesaño dio en la espalda del arquero y se metió en el arco.
Esa conquista produjo un clic en el elenco “Verde”, que se adelantó unos metros y empezó a encontrar algunos huecos entre los defensores visitantes, que comenzaron a cargarse de amarillas, mientras los de adelante seguían insistiendo con algunos disparos de media distancia que no le demandaron mucho esfuerzo al uno local.
En los quince iniciales del complemento, el “Trueno” pudo ampliar la diferencia cuando Scalzo le descolgó un tiro libre a Sosa, también a través del remate de media distancia que Aguilera salvó casi en la raya, o cuando Lamanna falló una rabona con el arco casi libre.
Durante ese lapso tambaleó bastante el equipo de Toresani y estuvo al borde de sufrir el segundo, aunque también Archubi casi lo iguala con un zurdazo que rozó el ángulo superior derecho.
Con el ingreso de Meza y luego de Marecos no cambió demasiado Italiano, ya que por momentos se metía en la fricción y Aguilera se fue antes a las duchas tras un agarrón a Quiroga que le significó la segunda amarilla.
Si el resultado siguió abierto hasta el final fue por las chances desperdiciadas por el dueño de casa, que tampoco supo sacar ventaja en ese instante en que su rival jugaba con uno menos hasta que Inzaurraga también vio la tarjeta roja y ambos se quedaron con diez.
En síntesis, Italiano tuvo la iniciativa y propuso más hasta el gol, que logró motivar a un San Miguel algo limitado, mientras que en el resto del partido se aprovecharon más las deficiencias rivales que las virtudes propias.
Un dato para remarcar es que de las cuatro presentaciones, en esta fue donde los de Ciudad Evita probaron más veces al arco, pero contrariamente resultó ser en la que menos acertaron u ocasionaron peligro real.