miércoles, 5 de octubre de 2016

Fecha 7: ITALIANO 2 – LUJAN 0. Màs que tres puntos en lo anímico

Al fin Sportivo Italiano pudo festejar una victoria y será fundamental de cara a lo que viene, teniendo en cuenta que hasta el momento no había podido festejar en casa y además arrastraba dos derrotas consecutivas, que incluso ya habían provocado algunos rumores acerca de la salida del entrenador en caso de haberse producido un nuevo resultado adverso.
Enfrente estaba Luján, de buen arranque en el presente torneo y con la posibilidad de alcanzar la punta si sumaba de a tres. Además, de acuerdo a declaraciones previas, había una motivación especial por ganarle al equipo de Gabriel Manzini, quien a principios de temporada parecía tener todo arreglado con el equipo de la Basílica y finalmente se mudó a Ciudad Evita.
La historia comenzó muy pareja, pero con una leve cuota de mayor claridad por parte de la visita, que cerca de la media hora de juego tuvo dos chances claras como para ponerse en ventaja. En la primera, un contragolpe de De Santis terminó con Carneiro rematando cerca del poste  y poco después un cabezazo de De Hoyos fue salvado por Scalzo.
Sin embargo, el “Azzurro” fue quien logró golpear primero luego de un centro bajo de Malandra desde la izquierda, que Vega, en su nueva faceta de goleador (con este lleva tres en el presente campeonato), conectó de zurda hacia la red.
Con esa ventaja a favor, Italiano trató de ser cuidadoso con la pelota, más teniendo en cuenta que lógicamente la visita se le vendría con más intensidad. Así fue que tras el descanso, el conjunto “lujanero” se plantó más adelante y fue superior por espacio de quince minutos, aunque luego cedió protagonismo y el nivel de juego pasó a ser regular.
El ingreso de Flegenal, con la intención de tener más la pelota y manejar los tiempos, tuvo resultado positivo en su primera intervención, ya que ejecutó desde la derecha un tiro de esquina que Díaz Villán peinó en el primer palo para gritar el segundo.
Si al equipo de Balmaceda se le había complicado con el marcador en blanco, estando dos goles abajo se le hizo más difícil poder generar juego colectivo y poner en aprietos a un seguro Scalzo
Pese a todo, pudo haber descontado si el asistente no anulaba por off side una conquista de Silva, a quien Carneiro de la había bajado de cabeza. También lo tuvo Argañaraz tras un corto rebote del arquero, pero la pelota se fue por arriba del travesaño.
Finalmente los tres puntos quedaron en casa como hacía tiempo no sucedía y de esa manera el ACIA podrá encarar el próximo partido con mayor tranquilidad, especialmente en la parte anímica tras haber dejado atrás varios sinsabores.