sábado, 8 de octubre de 2016

Fecha 8: DEP. MERLO 2 – SP. ITALIANO 1. Más de lo mismo

Todos imaginaban el principio de una recuperación definitiva tras el triunfo obtenido en el encuentro anterior, pero Sportivo Italiano volvió a ser el mismo equipo irregular que se vio desde el comienzo del campeonato, ya que iba ganando como visitante con un nuevo gol de Gaspar Vega y se lo terminaron dando vuelta cuando ya se jugaba tiempo adicionado.
La tarde arrancó con algo de imprecisión para el local, especialmente en la mitad de la cancha donde a Francés le costaba hacer pie como volante central, mientras que Alderete y Azcurra no lograban desnivelar lo suficiente por afuera.
Fue en ese momento cuando el “Azzurro” logró sacar provecho a través de otra conquista del volante central Vega, quien ya suma cuatro en su cuenta personal, y mediante un cabezazo, como sucedió en seis de los siete tantos convertidos por el equipo en lo que va del campeonato.
Esa mínima ventaja no parecía correr riesgo porque los de Manzini no desentonaban, aunque tampoco mostraban un gran nivel y con el correr de los minutos Merlo se fue acomodando, teniendo más la pelota y acercándose de alguna manera hasta el arco de enfrente.
Fabbiani se perdió increíblemente el empate de cabeza y un zurdazo de Benítez fue desviado al córner por el arquero Scalzo, por lo que se fueron al vestuario sin más modificaciones en el marcador. Pero en el arranque de complemento, la experiencia del “Ogro” empezó a influir en el juego, fabricando un penal (se dejó caer tras un agarrón de Díaz Villán) y consiguiendo la igualdad a través del mismo.
Tras esa dudosa jugada que derivó en el uno a uno, las protestas de la gente de Italiano se generalizaron, por momentos se fue del partido y la única vez que volvió a acercarse al arco de enfrente fue tras un centro bajo de Miranda Moreira desde la izquierda que Pasquale no pudo mandar a la red.
El ingreso de Blanco tras el descanso también fue clave en el local porque a través de sus imprevisibles gambetas empezó a romper la seguridad defensiva de un rival al que lo invadió la confusión en todos los aspectos, porque se desconcentró ante cada fallo del juez, perdió orden y ya no generó juego en la parte ofensiva.
Merlo se fue para adelante con mucha actitud y cuando ya se jugaba el tiempo adicionado apareció Blanco (Scalzo ya le había tapado un intento anterior) para meter una chilena espectacular y hacer feliz a todo Parque San Martín, dejando al ACIA con las manos vacías y en medio de un mar de dudas.