sábado, 24 de junio de 2017

Fecha 37: DEP. ARMENIO 3 – SP. ITALIANO 0. Seguiremos en la C

Las mínimas chances que existían para que Sportivo Italiano lograra entrar al Reducido y pelear por la vuelta a la Primera B se desvanecieron en tan solo quince segundos, que fue el tiempo que tardó Deportivo Armenio en ponerse en ventaja ante un equipo integrado con muchos juveniles tras la reducción del plantel que se produjo durante la semana previa.
Chávez habilitó a Acosta y este abrió la cuenta aprovechando los primeros errores de un Azzurro que en casi todo lo que transcurrió del presente año no logró encontrar una identidad como equipo, sino todo lo contrario, ya que fecha tras fecha fue jugando cada vez peor y a la vez cayendo muchos lugares en la tabla de posiciones hasta quedarse definitivamente afuera de la lucha por el ascenso.  
Quedar en desventaja casi desde el pitazo inicial lógicamente aumentó el nerviosismo de jugadores con poco rodaje que, si bien se sacrificaron durante los noventa, no pudieron tapar todo lo malo que se había hecho en las anteriores presentaciones.
Totalmente distinto era el panorama del lado local, que con esa victoria parcial lograba manejar el partido a su gusto, manteniéndose bien parado y ordenado, tocando preciso y muy decidido cada que enfilaba hacia el arco de enfrente.
El elenco de Ingeniero Maschwitz casi no corrió riesgos en una primera etapa que culminaría dos goles arriba tras un córner desde la derecha que Chávez, saltando solo con un compañero detrás suyo, conectó de cabeza hacia la red.
Enseguida Giambuzzi se encontró casi de frente al arco con la posibilidad de achicar la diferencia en el marcador, pero su remate se fue por arriba, remarcando una vez más la negativa racha futbolística que atraviesa Italiano tanto a nivel individual como colectivo.
Las ganas de los “tanitos”, muchos de ellos debutantes absolutos, fueron una constante, pero casi no hubo chances de descontar y tratar revertir el resultado más que un remate de lejos de Gallardo, que el uno local manoteó por arriba. 
Pascual mantuvo permanentemente a concentrados a sus compañeros “armenios” para no perder el orden cuando la visita se adelantó un poco y los del fondo junto al arquero casi no corrieron riesgos.
Para culminar la efectiva tarde del equipo de Molgatini en la que se metió nuevamente en el Reducido, Paz robó una pelota en la mitad de cancha, se fue a la carrera por izquierda eludiendo a un defensor y asistió a Gómez, que ingresaba solo por el lado opuesto para sellar el resultado definitivo.