lunes, 21 de octubre de 2013

Fecha 12: LUJAN 2 – ITALIANO 2. El Tano lo dejó escapar

Sportivo Italiano hizo todo el esfuerzo para traerse un merecido triunfo como visitante ante Luján, pero en la última jugada del partido terminó dejando dos puntos en el camino y quedándose con un sabor casi a derrota por cómo se habían dado las cosas durante los noventa minutos.
El local asumió el protagonismo desde el pitazo inicial poniéndose arriba en el marcador en la primera llegada que tuvo a través de Federico Díaz cuando apareció por la derecha eludiendo rivales, recuperándola cuando la perdió y sacando un zurdazo bajo que se metió junto al palo izquierdo.
Durante el primer cuarto de hora, el “Lujanero” quiso atropellar a su rival con el mismo rendimiento que lo había encaminado a los puestos de vanguardia más allá de la derrota en la fecha pasada. Demostraba ser una formación muy solidaria, con buena triangulación adelante y con apoyo permanente desde atrás y desde los costados.
Sin embargo, Ciavarelli apareció por la derecha y Roncoroni le cometió penal, permitiendo que Burzac pusiera rápidamente la igualdad con un tiro bajo a la derecha del uno. A partir de allí, el “Azzurro” equilibró el juego, mostrándose sólido atrás y jugando por abajo en busca del segundo.
Los de Rizzi habían sido sorprendidos de entrada pero no trastabillaron, sino que tuvieron atrevimiento para resurgir con un muy buen trabajo de los volantes y las permanentes proyecciones de Rojano en la zona ofensiva.
Se fueron al descanso igualados, pero una mejor imagen de la visita, que a partir del preciso manejó la pelota en el medio, dominó las acciones y contó con varios contragolpes como para darlo vuelta.
A los once, Ciavarelli ejecutó un tiro libre desde la derecha y apareció Rojano en el punto de penal para dar vuelta el resultado mediante un cabezazo que fue a parar al fondo del arco para el desahogo de los dirigentes, allegados e integrantes del plantel que observaban el partido desde un costado.
Como pocas veces había sucedido durante el presente campeonato, los de la Basílica se vieron claramente superados dentro del campo de juego y no encontraba síntomas de recuperación ante un rival que dispuso con espacios del medio hacia adelante como para haber estirado merecidamente la diferencia.
La solidez, firmeza y seguridad que tenía Italiano en el fondo, no se reflejaba en el sector del ataque donde le faltó algo más de decisión para liquidarlo y más certeza en la culminación de las jugadas.
Todo estaba dado para que los tres puntos se fueran para Ciudad Evita, pero en la entrega de Fede Díaz nació la única chance clara que tuvo Luján en el complemento y Gorosito empató cuando ya no quedaba tiempo para nada.