viernes, 28 de abril de 2017

Fecha 28: DEF. UNIDOS 3 – ITALIANO 1. “CADU”có Montemurro

Una nueva derrota, la cuarta en las últimas cinco presentaciones, dio por finalizada la etapa de Horacio Montemurro como entrenador de un Sportivo Italiano que sigue dejando pasar la chance de asegurarse un lugar en el Reducido y permitiendo que los de atrás continúen acercándose.
En Zárate, el dueño de casa tuvo las mejores intenciones desde el inicio, aunque carecía de la precisión necesaria de llegar con peligro hasta Scalzo. A los diez se arrimó tras una contra de Martínez por derecha, la posterior asistencia de Gómez para Velázquez, pero el uno visitante tapó el intento.
Mientras tanto, los de Ciudad Evita no generaban juego, no tenían llegadas por afuera y se buscaba a los de adelante solamente con remates largos o mediante alguna pelota parada, como sucedió cuando Malandra ejecutó un tiro libre y Pasquale ganó en lo alto para abrir el marcador.
Pese al resultado adverso, el CADU jamás cambió su juego, con mayor posesión y un muy activo Gómez para encontrarse con los de adelante. Casi sobre el pitazo que marcaría el descanso, el ex “Azzurro” le pegó desde apenas unos pasos delante del medio campo con el arquero adelantado y la pelota se metió en el fondo del arco para decretar el merecido empate
Italiano pareció insinuar algo más en el reinicio e incluso llegó a convertir al segundo por un cabezazo de Tula, pero la jugada fue anulada por una supuesta falta del defensor. Esos primero diez minutos terminaron siendo solo un espejismo porque no reaccionaba ni colectiva ni individualmente.
Por si algo le faltaba a Italiano en esta racha adversa que parece no detenerse, Scalzo bajó a Martínez dentro del área y Velázquez de penal dio vuelta el resultado a favor del local, que seguía haciendo mejor las cosas y mostrando las virtudes que lo llevaron a ser el escolta del torneo.
Los ingresos de Miranda Moreira, Flegenal y Lázzaro poco sirvieron porque nadie los enlazaba y no les llegaba la pelota, mientras que los de medio y los de atrás estaban muy jugados dejando peligrosos espacios para beneficio del rival.
Faltando diez para el final Vega se ganó la segunda amarilla y la consecuente roja por un patadón y ya sobre el último minuto adicionado Molina también se fue expulsado por bajar a Velázquez, quien se encargó de la ejecución y puso el 3 a 1 definitivo.