sábado, 29 de noviembre de 2014

Copa Argentina: COMUNICACIONES 3 - ITALIANO 0. Con viento en contra.

Para Sportivo Italiano fue debut y despedida en la Copa Argentina 2014/15 porque cayó frente a Comunicaciones en un partido que era de resultado ajustado hasta que apareció en escena la tormenta, se desvirtuó un poco el trámite y los de Agronomía supieron aprovechar ese momento para sacar una mayor diferencia.
A nueve minutos del inicio, un testazo de Sosa tras un centro de Heredia hizo lucir al arquero local y parecía que los de Pasini arrancaban mejor, pero después del cuarto de hora ya todo era más que parejo e incluso Drago debió intervenir primero anticipando a Vatter y luego desviando un remate de Pintos para mantener el cero en su arco.
De a poco fue creciendo la labor de volantes carteros, con Carneiro apareciendo varias veces por sorpresa a espaldas de los centrales rivales y con Pintos desbordando una y otra vez por el sector izquierdo.
Mientras tanto, en el conjunto azzurro aparecieron algunas desatenciones en la marca e incluso muchas veces acudió a la falta sistemática para cortar el avance rival, lo que provocó cinco amonestaciones (entre ellas las de tres de los cuatro defensores) al cabo del primer tiempo.
El reinicio mostró a un Italiano bastante distraído, ya que al minuto se salvó tras una rápida jugada de lateral y en la jugada siguiente Vatter puso arriba al local justamente en momentos en que la lluvia amenazaba con arruinar la tarde.
Cuando el cielo de Agronomía era completamente negro, Bordón se perdía el empate en un cabezazo que Cervetti salvó al córner, pero la falta de visibilidad y la amenaza de tormentas eléctricas hicieron que Bermúdez detuviese el encuentro. Tras deliberar varios minutos y de aclararse un poco el cielo, los jugadores azzurros lograron convencer al juez de que retomara el juego.
Sin embargo, el ACIA no lograba hilvanar algo en ofensiva ante la escasa intervención que tuvieron los delanteros por el irregular y desordenado desempeño de los volantes. Encima atrás no daba muchas garantías las inclemencias del tiempo fueron otro obstáculo difícil de superar (Drago casi no podía sacar desde abajo porque se le iba para atrás el balón) para aspirar al menos al empate.  
El triunfo local era ajustado hasta que aprovechó el viento a favor para terminar ganando por una cómoda diferencia porque Pintos apareció solo por izquierda como casi toda la tarde y solo debió empujarla para anotar el segundo, mientras que Gibelli sacó un bombazo desde lejos para sellar la goleada definitiva.
De esta manera Italiano cerró el año dando un paso atrás, ya que en sus últimas actuaciones por el torneo había mostrado síntomas de recuperación y en esta oportunidad pareció olvidarse de todo para volver a ser el mismo equipo inexpresivo que se vio en su vuelta a la Primera B.