miércoles, 19 de noviembre de 2014

Fecha 22- MORON 0 – ITALIANO 0. Drago cerró el arco

En el cierre de la etapa regular del Torneo Transición de la Primera B, Deportivo Morón y Sportivo Italiano igualaron sin goles, fundamentalmente por la falla en la definición de los delanteros locales y porque el arquero azzurro Rodrigo Drago tuvo una excelente tarea bajo los tres palos.
Blas Giunta dispuso desde el arranque una alineación con un solo delantero bien definido, lo que llamó la atención a todos teniendo en cuenta que se jugaba el pasaje al Reducido y además actuaba en condición de local ante uno de los rivales de más flojo desempeño.
Encima, la visita casi sorprende de entrada con un disparo de Burzac que Peratta mandó por arriba del travesaño. Justamente los encuentros entre el número diez y Heredia por el sector derecho hacían ilusionar a los de Pasini, que intentaron jugarle de igual a igual al menos en los primeros diez minutos.
Después la historia se fue emparejando y Toledo hizo intervenir al uno azzurro en una de la escasas situaciones de riesgo con las que contaría Morón durante una primera etapa en la que la pelota pasó de lado a lado con bastante frecuencia, perlo lejos de los arcos.
Más allá del despliegue y sacrificio de los volantes del conjunto de Ciudad Evita, Rojano y Sosa entraron muy pocas veces en el circuito de juego y por eso Peratta, más allá de su salvada del comienzo, casi no tuvo trabajo.
Con el ingreso de Oviedo tras el descanso, Italiano buscaría algo más de peso en ataque y parecía que el objetivo se cumplía porque a los nueve un cabezazo de Rojano dio en el costado izquierdo del arco.
Sin embargo, el “Gallo” fue creciendo y Drago no pudo tomarse un instante de descanso. Primero lo tuvo Yassogna, después González, también Toledo pudo romper el cero y Altobelli tuvo unos cuantos mano a mano, pero todos se cansaron de chocar contra la seguridad del arquero visitante.
Pasaba el tiempo y la impaciencia se apoderaba del público local que no podía asegurar su clasificación con una victoria aunque el empate le servía. Si bien el nivel futbolístico estaba muy lejos de lo deseado, Morón hacía todos los méritos como para quedarse con los tres puntos.
A cinco del final casi se produce un infarto generalizado ante el zurdazo de Archubi que Peratta despejó junto al palo izquierdo y con el tiempo cumplido Drago se encargó una vez más de ahogarle el grito a Altobelli.
El cero a cero finalmente no se movió, por lo que Morón terminó clasificando en la cuarta ubicación y deberá arrancar el Reducido como visitante de Tristán Suárez, mientras que Italiano concluyó con una imagen más que aceptable un torneo de comienzo totalmente negativo, que lo tuvo siempre en el fondo de la tabla hasta esta última fecha en la que logró superar a Almagro por un punto.