martes, 13 de abril de 2010

Fecha 32: ALL BOYS 5 - ITALIANO 4. Noche de errores y llena de goles

El partido que brindaron All Boys y Sportivo Italiano fue de gran emotividad para el hincha imparcial que pudo verlo, pero distinto es el análisis desde la perspectiva de los entrenadores de ambos equipos, ya que seguramente habrán quedado conformes por lo realizado del medio campo hacia delante y muy preocupados en cuanto a la labor defensiva.
Los errores en el fondo fueron el común denominador de la lluviosa noche de Floresta y a eso hay que atribuirle los atípicos nueve goles que se fueron concretando a lo largo de los noventa minutos. Para el local será un punto a tener en cuenta si piensa en pelear los puestos del ascenso, pero para los de Ciudad Evita ya parece irreversible encontrarle una solución a las desatenciones del fondo.
Una vez más el azzurro estuvo en desventaja desde el pitazo inicial porque al minuto y medio Torassa quedó solo frente a Larroque en posición dudosa y lo eludió para mandar la pelota al fondo de la red.
Pero los de Toresani no se achicaron y siempre tuvieron la intención de jugar con la mira puesta en el arco de enfrente, donde Cambiasso ponía tranquilidad ante cualquier tipo de amenaza rival, ya sea en los tiros de esquina o en remates de media distancia.
Sin embargo, el “Albo” empezó a amagar con estirar su ventaja hasta que Ronconi aprovechó un corner de Britos para poner el empate parcial solo por un instante porque enseguida se sucedieron dos descuidos en las marcas de Perea y Matos, quienes no fallaron para anotar.
Para antes del descanso quedó el descuento de Sebastián Gómez mediante una bolea desde el borde del área para mantener las esperanzas de la visita y aumentar la preocupación de los de Romero.
La historia parecía volcarse nuevamente en contra de Italiano porque Leiva le cometió penal a Torassa y Matos lo transformó en gol cuando solo se jugaban los primeros cinco minutos tras la reanudación.
El estado del campo de juego por la gran cantidad de agua caída también contribuía en la reiteración de errores que permitirían nuevos gritos. Ronconi apareció otra vez en su nueva faceta de goleador e Italiano iba nuevamente en busca de los puntos ante un equipo que debió buscar variantes en el banco para reacomodarse.
Tan bien le salió la jugada al entrenador local que en el pero momento del equipo mandó a la cancha simultáneamente a Zárate y Campodónico para que el primero elaborara la jugada y el segundo definiera de cabeza.
Parecía que el resultado estaba sellado, pero una vez más Ronconi y por tercera vez en la noche convertía lo que sería el 5 a 4 definitivo a favor de un All Boys que seguirá aspirando por subir a Primera, mientras que el azzurro tratará de cumplir con el fixture de la mejor manera posible antes de su regreso a la Primera B.