sábado, 8 de mayo de 2010

Fecha 37: TIRO FEDERAL 1 - ITALIANO 3. En Rosario, creyó en si mismo

Nuevamente, como lo hizo cuatro fechas atrás en Jujuy, Sportivo Italiano logró imponerse en el interior en base a un buen rendimiento colectivo y aprovechándose del mal momento que también viene atravesando Tiro Federal, sobre quien se impuso 3 a 1.
De entrada el equipo de Angel Celoria quiso hacer valer la localía presionando sobre el área de enfrente, especialmente a través de los desbordes de Aguilar por derecha aprovechando la inexperiencia de Meozzi como lateral.
Armani y Rossi pudieron abrir el marcador en el primer cuarto, pero luego el trámite se trabó un poco y fue allí cuando el azzurro se acomodó, tomó las riendas del encuentro y empezó a pisar reiteradamente las cercanías del arco defendido por Cosentino.
Casarini se interpuso dos veces a los intentos de Heredia, pero los de Toresani no se resignaban y entonces no tardaron mucho en dar el primer grito de la tarde. A los 34 Varaldo corajeó hacia el área y definió perfecto ante la salida del uno para debutar en la red con la camiseta de Italiano.
No sería todo tan fácil porque antes del descanso Bordad, quien no había tenido demasiada participación, debió imponer su seguridad para quedarse con un claro intento de Arman, tras una nueva subida de Aguilar por su lateral.
Tras el descanso era obvio que Tiro iría con todo por la igualdad y estuvo cerca ya en el primer minuto. Sin embargo fue solo un intento fugaz de un equipo algo perdido y que tal vez ya esté pensando más en la próxima temporada que en lo que resta de la actual.
Esa nebulosa en la que parecía estar el local, fue aprovechada por el azzurro para desarrollar una ráfaga de jugadas de peligro que muy pocas veces había mostrado en todo el torneo.
Varaldo y Saccone estaban muy activos, Ronconi empujaba desde el fondo y Britos aportaba todo lo que sabe, entre otras cosas hacer goles, como lo hizo a los 24 para aumentar la ventaja tras un centro de Leiva.
Tan solo cuatro minutos después apareció Heredia para sacar un derechazo desde afuera del área que se metió junto al palo izquierdo y ponía a Italiano tres tantos arriba, algo difícilmente de remontar por un rival de pocas ideas. Igual hubo tiempo para que Tiro descontara, algo que terminó siendo anecdótico porque la victoria de los de Ciudad Evita jamás estuvo en discusión.
Así fue entonces que el azzurro se quedó con otra victoria como visitante, que le servirá seguramente como motivación para tratar de cerrar el año futbolístico de la mejor manera en casa y con una pequeña retribución a la gente que sigue penando por el descenso.