domingo, 17 de abril de 2011

Fecha 35: ITALIANO 0 – BROWN 3. Se durmió y le salió caro

La mañana de Ciudad Evita comenzó fría y gris, e incluso por momentos alguna nube negra amenazó con traer tormenta, pero la salida del sol logró despertar a más de uno. Sin embargo Sportivo Italiano fue tibio, no estuvo con los ojos bien abiertos en algunos momentos puntuales y Brown en diez minutos se despachó con una lluvia de goles.
Arrancó parejo y de ida y vuelta, con un remate de Heredia que se fue por arriba y un zapatazo de Fabro que dio en el travesaño. Fue dinámico el trabajo del azzurro al comienzo, escalando especialmente por derecha a través de Heredia, pero Zárate no se animaba a penetrar en el área cuando podía hacerlo con pelota dominada.
Después, con el correr de los minutos, los de Piersimone perdieron el medio, Prieto estaba desconocido, el equipo se fue metiendo atrás y por si esto fuera poco, ni Anconetani (aunque salvarías varias) ni la defensa estaban en su mejor día.
Ese fue el momento en que la visita demostró ser más equipo y volcó su juego al campo adversario. Enrique se adueñó de su sector derecho y por allí se empezó a construir el dominio absoluto del tricolor.
Dos veces Grbec y luego Fabro estuvieron atentos a cada error del fondo local dentro del área chica para empujar la pelota hacia la red entre el minuto 32 y el 42, para que en un breve lapso Brown lo liquidara.
Mucho esfuerzo debería hacer Italiano para revertir la historia ante un rival que imponía su habitual solidez justificando su muy buena ubicación en la tabla. Los ingresos de Verón y Saccone le dieron algo más de movilidad al sector ofensivo pero la diferencia fue irremontable.
La imprecisión comenzaba a apoderarse de los jugadores azzurros a medida que dejaba escapar alguna chance. Verón quedó mano a mano a los 35 pero el uno lo anticipó abajo y más tarde Astudillo se perdería el descuento en dos oportunidades cuando ya casi no quedaba tiempo para el milagro.
Así pasó otra pobre actuación de Italiano ante su gente en momentos en que parecía encaminarse a la recuperación en base a los buenos resultados conseguidos en condición de visitante. Por el eso el entrenador deberá seguir hablando, corrigiendo y probando hasta lograr la puesta a punto exacta del equipo.