lunes, 4 de abril de 2011

Solo un susto para Sebastián Gómez


Se jugaba el minuto 14 de la segunda parte entre Sportivo Italiano y Deportivo Armenio cuando el entrenador azzurro, Mauricio Piersimone preparaba el ingreso de Matías Roldán y de repente las miradas se desviaron hacia el sector opuesto al banco de los suplentes.
Allí, cerca del lateral, el volante Sebastían Gómez estaba mareado producto de un golpe con el lateral derecho rival Sebastián López y no quería salir del campo de juego hasta que el médico logró convencerlo.
El mediocampista debió ser retirado en camilla y eso causó gran preocupación, pero luego del partido pudo retirarse por sus propios medios aunque con un fuerte dolor de cabeza y no recordando nada de lo sucedido.
Por precaución, se le realizaron algunos estudios y los mismos no arrojaron problemas más que el fuerte golpe sufrido por lo que seguramente esta semana retomará los entrenamientos a la par de sus compañeros.