lunes, 14 de abril de 2014

Fecha 32: LAFERRERE 2 – ITALIANO 0. Equivocaciones claves

Una expulsión evitable de Guibelalde y un error increíble de Milton Alvarez torcieron la historia de un partido que iba camino al empate sin goles, pero que terminó con el triunfo de Deportivo Laferrere sobre Sportivo Italiano por 2 a 0 gracias a las conquistas de Gustavo Fernández.
Dio la sensación de que el “Azzurro” entró a la cancha muy relajado, quizá por el hecho de saber que ante cualquier resultado seguiría puntero y entonces dejó que el local tuviese la pelota, pero cuando fue suya hizo un juego muy vertical y práctico para buscar el arco de enfrente, generalmente a través de las subidas de Ciavarelli.
Enfrente, con un planteo bastante audaz de tres defensores e idéntico número de delanteros, el “Villero” salió a asfixiar a su adversario contra su propio campo, sin darle un centímetro de libertad para que saliera jugando. Witoszynski era pura dinámica y el fervor de la gente contagiaba al resto del equipo, que muchas veces se aceleró más de la cuenta. 
Pese a que hacía todo el gasto con un sacrificio colectivo enorme desde el comienzo, Lafe no podía quebrar a un rival que jugaba muy tranquilo, como sin presiones. No hubo demasiadas chances como para quebrar el cero, pero Milton Alvarez tuvo más participación que su colega de enfrente y se fueron al descanso con el marcador como empezaron.
Todo transcurría de la misma manera en la segunda parte, hasta que Guibelalde se hizo expulsar por un golpe sin pelota, Rizzi hizo las tres variantes en solo cinco minutos para rearmar el equipo, pero Milton Alvarez cometió un error pocas veces visto y el “Tortuga” Fernández estuvo más rápido que todos para aprovechar el regalo.
El arquero azzurro, que había tenido una noche correcta, puso la pelota al piso tras quedarse con ella en una jugada en la que los locales solicitaban penal y tomó carrera para sacar una supuesta falta que nadie cobró, pero increíblemente terminó yendo a buscarla al fondo de su arco por la avivada del nueve rival.
Después de eso, Italiano no tuvo reacción, se desordenó y la derrota se hizo inevitable, más cuando Moreno le cambió la sintonía de Lafe, porque de ir e ir para adelante presurosamente pasó a ser más cerebral y ordenado.
Por si faltaba algo, el goleador del equipo albiverde apareció una vez más tras una pared con la “Vieja” para hacer festejar a su gente, que ahora más que nunca ve posible el ingreso al Reducido y soñar con el ascenso.
Para Italiano quedó el sabor amargo de una derrota que quizá no estaba en los planes por la manera en que se estaba dando el partido hasta las dos equivocaciones claves, pero a la vez respira tranquilo porque sigue siendo el único líder cuando solo restan seis fechas para el final del torneo.