martes, 12 de agosto de 2014

Fecha 2: ITALIANO 3 – BARRACAS 1. Volvió el Azzurro

Luego del entretiempo y en un lapso de catorce minutos, Sportivo Italiano desplegó el buen fútbol que lo devolvió a la B después de dos años y fue contundente para superar a Barracas Central por 3 a 1 con goles de Rojano, Heredia y Bordón.
Los de Rizzi salieron a la cancha como para hacer valer su localía, pero después de cinco minutos pasaron a ser el mismo equipo intrascendente que cayó en la primera fecha frente a Deportivo Armenio porque se mostraba impreciso y sin una línea de juego definida.
La inclusión de Fernández como volante central brindó el equilibrio que tanto el medio campo como la defensa no había tenido en Maschwitz, pero faltaban ideas, más desequilibrio y mayor precisión como para poner en aprietos al conjunto barraqueño.
Entre esas dudas del dueño de casa, la visita insinuó por un momento hacer suyo el partido en base a la presión que metía especialmente en la mitad de la cancha y la rapidez con la que desplazaba el balón hacia adelante, pero fue solo un espejismo y todo quedó en débiles intenciones.           
De esta manera, el primer tiempo transcurrió en una paridad absoluta, con un nivel de juego poco atractivo y con pocas llegadas a los arcos como para destacar, más allá de un tiro de esquina desde la izquierda para Barracas que Soriano desvió en el primer palo y que Milton Alvarez manoteó la pelota antes de que se le metiera en el ángulo.
El descanso pareció servirle mucho al entrenador Azzurro para remarcarle algunas falencias a sus dirigidos, quienes  salieron a atropellar a su rival y antes de los dos minutos generaron la jugada colectiva más clara para abrir el marcador luego de que Laso apareciera por derecha para lanzar un centro perfecto al corazón del área, que Rojano interceptó de cabeza para mandarla a la red.
A los siete, Heredia encaró hacia el área y estiró la ventaja ante un rival que acusó un golpe clave del que jamás pudo recuperarse, mostrando flaquezas en la marca, descuidos por los costados y muy tibio en ofensiva.
En ese lapso se vio lo mejor de Italiano, que hizo recordar el alto nivel de juego que lo llevó a ganar el torneo de la C con equilibrio y contundencia en la red, a tal punto que antes del cuarto de hora Bordón marcó el tercero, algo inimaginable luego de lo observado en la primera etapa.
Estando tres goles abajo, Soriano estrelló un tiro libre en el travesaño y un instante después, también desde una pelota parada, Abalos logró vencer al uno azzurro y descontó solo para las estadísticas, que dicen que no conocía la derrota hace 15 presentaciones.