lunes, 25 de agosto de 2014

Fecha 5: ACASSUSO 3 – ITALIANO 0. Víctima de sus propios errores

En la lluviosa y fría tarde de Pilar, Sportivo Italiano no hizo nada bien durante los noventa minutos porque no funcionó ni colectiva ni individualmente ante un Acassuso que no solo marcó en la red por primera vez en el torneo, sino que lo goleó dejándolo en la última posición de la Zona B.
Los de Rizzi estuvieron desacomodados, erráticos y sin ideas desde el pitazo inicial, razones por las que al conjunto “Quemero” se le facilitó la tarea para de alcanzar su primera victoria en el torneo en base a un juego prolijo, preciso y pensado
Cada vez que un jugador azzurro tomaba la pelota, el pase posterior terminaba generalmente en los pies de un rival. Si alguien tiraba un centro, nadie estaba para cabecear. Cuando salía un pase en profundidad al área, pocas veces tenía un destino acertado.
Nada pero nada hacía correctamente, mostrándose como un equipo dubitativo, sin luces ni un objetivo claro. Encima, la línea de tres defensores volvió a ser una invitación permanente para el local, tanto por los costados como por el centro, mientras que los volantes no tenían recuperación ni elaboración y entonces los delanteros quedaban aislados de toda posibilidad de quebrar el arco contrario.
Los de Ciudad Evita casi no ocasionaron más peligro que dos débiles cabezazos de Oviedo en el primer tiempo (uno salió desviado y el otro cayó en las manos del uno) y una arremetida de Martínez durante el complemento, que el arquero terminó desviando al córner contra su palo izquierdo.
Todo esto fue aprovechado por un Acassuso que ordenado y sin apresuramientos, como sabiendo que tarde o temprano iban a llegar los resultados deseados. Así fue que González se transformó en el cerebro y Friedrich fue eje en el medio campo, mientras que Pumpido y Damián Gómez trataron de aprovechar cada uno de los regalos que recibía de la defensa rival.
La mínima ventaja con la que el “Quemero” se fue al descanso, gracias al gol de Damián Gómez, podía haber sido mayor porque fue absoluto dominador, pero supo esperar hasta el reinicio del encuentro para dar un nuevo golpe a través de Pumpido, quien entró gambeteando  al área casi caminando.
Luego Ada convirtió el tercero tras culminar con total tranquilidad una estupenda jugada de Pumpido por izquierda, enseguida Oviedo se fue expulsado en Italiano por exceso verbal y allí se cerró la cuenta solo porque los de Otta terminaron haciendo alguna de más a la hora de definir o se toparon con el uno visitante.