miércoles, 11 de marzo de 2015

Fecha 5: ITALIANO 0 – ALTE. BROWN 0. Hicieron poco para levantar

“Tanos” y “Mirasoles” no salieron de sus regulares libretos, fallaron en los momentos decisivos y terminaron llevándose un punto cada uno, que no les alcanza para terminar de despegar, pero al menos les sirvió para salir de perdedores.
A pesar de los varios cambios de nombres, el esquema de Italiano casi no varió con respecto al de las presentaciones anteriores, aunque Alderete arrancó generalmente unos metros más atrás y Di Biasi se adelantó un poco. Ellos dos, junto a Heredia, eran los encargados de generar el juego ofensivo y asistir a Rojano, pero entre todos ilusionaban más de los que finalmente producían.
Mientras tanto, el fondo del equipo de Pasini alternaba buenas y malas, mientras que el debutante Acevedo respondía con justeza debajo de los tres palos en las pocas oportunidades en las que le tocó intervenir.
Del otro lado, la tempranera lesión de Rodrigo Díaz cambió enseguida los planes, aunque el ingresado Sciorilli se las arregló para que no se sintiera su ausencia y trataba de inquietar con su permanente movilidad.
Ante la salida de su hermano, Román Díaz tomó la posta y de sus pies se observaba los más claro de la tarde, a tal punto que generó las dos jugadas que casi provocan la apertura del marcador a favor de la visita sobre la parte final del primer tiempo.
Tras el descanso, Román vio la roja por golpear a Heredia y eso le permitió crecer a un Italiano que se volcó al campo adversario y parecía que de tanto intentar iba a gritar al menos una vez, pero repetía la misma falencia de siempre: no concretar en la red lo que insinuaba.
La más clara del local llegó a los veinticuatro cuando, tras un centro de Bordón desde la derecha, Centeno tapó un cabezazo de Molina casi a quemarropa dentro del área chica y el rebote capturado por Di Biasi terminó saliendo muy alto
Poco después Barreal fue expulsado y al quedar diez contra diez, la historia pareció cerrase porque el Azzurro debió reacomodarse y la intensidad para buscar el arco de enfrente ya no fue la misma, aunque sobre el final Rojano igualmente contaría con un par de oportunidades que no supo definir con precisión.  
En consecuencia, el empate terminó siendo un resultado pobre para Italiano porque necesita imperiosamente sumar de a tres y de esa manera engrosar su bajo promedio, mientras que para Almirante la sensación fue quizá un poco más agradable por el hecho de haber sumado al menos un punto y de visitante luego de dos derrotas consecutivas.
Fotos: Myriam Celano