domingo, 24 de mayo de 2015

Fecha 16: ITALIANO 1 – ARMENIO 0. Quiere despegar

Mostrando una mejoría tanto anímica como futbolística, Sportivo Italiano obtuvo ante Deportivo Armenio su segunda victoria consecutiva y de esta manera se ilusiona con encaminarse definitivamente en el torneo para poder escaparle al peligro del descenso.
Las bajas por lesiones continúan siendo una carga extra para el entrenador Néstor Ferraresi a la hora de elegir a los once y también al afrontar las circunstancias imprevistas del juego, pero con una cuota extra de voluntad y de sacrificio por parte de los jugadores se logró disimular ese escollo.
El regreso a la titularidad de Alderete (justamente uno que venía de un parate) le hizo muy bien al azzurro, ya que es uno de los futbolistas de mejor pie y quien más ideas suele aportar del medio hacia adelante.
Asimismo, la defensa no corría riesgos, los volantes estaban firmes, pero el mayor dominio del balón y del terreno no podía ser volcado al marcador ante la falta de precisión y de efectividad a la hora de llegar al área de un rival que mostró la misma irregularidad que en todo el torneo y  le costó equiparar la mayor iniciativa que tenía en todo momento el conjunto local.
Armenio se cerraba bien por adentro, pero por los costados dejaba algunos espacios que eran una permanente tentación para el anfitrión y un peligro inminente para su última línea. Además, casi no se encendía a la hora de atacar y así se le hacía bastante difícil poder acercarse a un triunfo que lo depositara a una ubicación expectante en la tabla de cara al torneo Reducido.
Cuando ya se jugaba el tiempo adicionado de la primera parte, Mbombaj forzó un córner con un disparo de media distancia y luego de la ejecución del mismo apareció Coria debajo del arco para empujar el balón hacia la red y poner a Italiano arriba en el marcador.
En el descanso Bordón se quedó en los vestuarios (con una molestia en la parte posterior del muslo derecho) y sin defensores en el banco se retrasó Guerra a la zaga central, mientras que Jiménez ingresó para ubicarse al lado de Fioravanti.
Con el correr de los minutos hubo un quedo bastante importante de Italiano en cuanto a lo físico y allí se resguardó unos metros más atrás con mucho orden y seguridad para evitar que Armenio le robara la alegría.
En desventaja y con la levantada de Rojas en la mitad de la cancha, más los ingresos de Gómez y de Ortiz López en la segunda parte, la visita ganó terreno y pasó a encontrar algunos caminos.
No obstante, los de Domínguez no lograban poner en aprietos al arquero local hasta que restando quince para el final Ortiz López se encontró con la estupenda intervención del uno casi debajo del arco para manotear una pelota que quedó picando en el área y podía haber generado el empate.
De esta manera, el “Azzurro” logró festejar dos veces seguidas por primera vez en el campeonato y podrá encarar de la mejor manera la semana previa al próximo partido frente a Almagro, en el cual querrá sumar nuevamente de a tres para llegar al clásico bien afilado.