sábado, 11 de octubre de 2014

Fecha 15: PLATENSE 4 – ITALIANO 0. Otro cachetazo

Sportivo Italiano cambió el técnico, pero los resultados en la cancha siguen siendo los mismos porque en su visita a Platense cayó por quinta vez consecutiva y nuevamente por 4 a 0, como le había sucedido en el compromiso anterior.
De entrada se vio a dos equipos de regular nivel, tal cual lo muestran sus respectivas campañas, aunque el local fue ejerciendo de a poco algo más de dominio fundamentalmente por las sociedad que fue generando por los costados.
La tempranera lesión de Fernández obligó a Pasini a realizar el primer cambio en un Azzurro al que, pese a que lograba mantener el marcador en cero, le costaba hacer pie y generar algo de peligro en las proximidades del área de enfrente.
El primero en estar cerca del gol fue el “Calamar” a través de Cáspary, quien después de desperdiciar su chance apareció a la altura de la media luna como asistidor al bajarle una pelota a Pansardi y dejarlo cara a cara con Drago para que abriera el marcador.
Después de esa conquista, el local cedió algo de terreno y pelota, pero aun así no pasó demasiados sobresaltos salvo cuando Di Biasi habilitó por la derecha a Martínez, quien quiso definir por arriba y el envío se fue por encima del travesaño.
Tras un primer tiempo sin grandes diferencias entre uno y otro, el segundo período fue completamente a favor del “Marrón”, que en cada ataque puso en aprietos a una defensa muy desarticulada y a un Drago muy desprotegido.
Apenas reiniciado el encuentro, Drago evitó que Ortiz convirtiera el segundo, pero el número once tuvo su revancha a los doce y pocos minutos después Vega ya ponía las cosas 3 a 0 para dar casi por asegurada la victoria.
Los ingresos de Alderete y Sosa de nada le sirvieron a un Italiano que siguió completamente perdido en la cancha a tal punto que Platense estiró las diferencias a través de Caspary, quien de esa manera coronaba una muy buena tarde personal.
Hacer un análisis de este momento más que preocupante del “Azzurro” sería reiterativo porque pasaron Rizzi, Pereyra, Zacarías y ahora Pasini como entrenadores, pero la historia no cambia y el equipo sigue hundido en el fondo de la tabla sin mostrar respuestas anímicas ni futbolísticas.
Fotos: Myriam Celano.