martes, 14 de abril de 2015

Fecha 10: DEF. BELGRANO 1 - ITALIANO 0. Bien arriba los del bajo

Con un gol de cabeza de Goux, Defensores de Belgrano venció a un flojo Sportivo Italiano en la agonía del partido y de esta manera el conjunto rojinegro  se ubicó a tan solo dos unidades del líder Brown, mientras que el “Azzurro” sigue sin despegarse del último lugar en la tabla de los promedios.
Dentro de un partido opaco, donde abundaron las imprecisiones de ambos lados y en el cual hubo escaso protagonismo en las áreas, los de “Fito” Della Picca tuvieron las mayores intenciones y pudieron sacar provecho de una pelota parada para quedarse con la victoria.
El planteo del elenco de Ciudad Evita fue claramente cortarle los caminos al local, tratando de asfixiar la mitad de la cancha e impidiéndole las subidas por los costados  y por momentos dio la sensación de que estaba logrando su cometido.
Sin embargo, el ACIA fallaba en otra faceta quizá más importante: la de la creación de su propio juego, algo que estuvo ausente durante casi los noventa minutos y más después de la tempranera salida de Alderete por haberse resentido de la lesión de la cual volvía.
Por su parte, al “Dragón” se lo vio como incómodo desde el comienzo porque, más allá de alguna aparición aislada sobre el área contraria, la conexión entre los volantes y los delanteros no era la ideal y le costaba explotar los metros finales.
A los cinco, Chiquilito se encontró con la seguridad del uno visitante cuando sacó un fortísimo remate desde la derecha y recién después de la media hora tendría una nueva chance a través de Buono, que cabeceó desviado desde una inmejorable posición.
Esas fueron las dos jugadas más claras que tuvo el local en el primer tiempo, mientras que Anconetani solo debió intervenir en un centro rasante de Rojano desde la izquierda y un envío aéreo cerrado de Di Biasi desde el mismo sector.
Defe pudo abrir la cuenta en el arranque del complemento, pero después estuvo algo pasivo y expectante durante más de veinte minutos hasta que Enrique, de lo mejor del equipo, reventó el travesaño.
Ese remate del volante pareció motivar a sus compañeros en el cuarto de hora final para ir al frente con más empuje que juego ante un “azzurro” que había mantenido cierto equilibrio en la zona de volantes, pero que de a poco desnudó fallas en todo sentido, tanto en lo individual como en lo colectivo.
La resistencia de los de Pasini comenzó a derribarse sobre el desenlace del encuentro, ya que cometió muchas faltas cerca de su propia área y una de esas pelotas paradas terminó en el fondo de su arco tras un cabezazo de Goux ante una floja respuesta de la marca y de Drago, quien hasta ese momento había actuado correctamente.