sábado, 18 de abril de 2015

Fecha 11: Italiano 0 - San Carlos 1. Un “Pasini” al costado

La nueva derrota de Sportivo Italiano, esta vez frente al último de la tabla, provocó la renuncia del entrenador, Salvador Pasini, después de “un partido lamentable”, como él mismo lo calificó.
San Carlos fue el que mejor aprovechó psicológicamente la situación de dos equipos muy necesitados y de esta manera cortó una seguidilla de 14 encuentros sin conocer la victoria frente a un “Azzurro” que no mostró síntomas de mejoría y volvió a tropezar sobre el final por una pelota parada.
Si las últimas actuaciones de conjunto de Ciudad Evita fueron más que pobres, esta última no tiene calificativo porque durante casi los noventa minutos fue un equipo que deambuló por toda la cancha, sin respuestas anímicas ni futbolísticas.
Como pasó en el compromiso anterior ante Defensores de Belgrano, el local ni siquiera pateó al arco y así le sería muy difícil poder revertir su negro presente ante un “Villero” que, más allá de estar en el fondo de la tabla, en el último tiempo venía manifestado una mejoría.
Si bien la performance de San Carlos no fue sobresaliente, se mantuvo firme atrás, jugó con orden en la mitad de la cancha y arriba hizo lo justo y necesario, siendo el único que al menos intentó crear situaciones de peligro.
A los quince de la primera parte, una media chilena de Hoyos se encontró con la justa respuesta de Drago, mientras que veinte minutos después Barboza cruzó un remate que salió rozando el palo izquierdo.
Desde el banco azzurro tampoco se encontraba la fórmula para dar vuelta la historia, incluso haciendo una variante en la primera parte con la salida de Ftacla, quien se retiró de la cancha bastante molesto y cruzando algunas palabras con el técnico.
Pese al bajo nivel del encuentro, la visita había hecho mayores méritos y aunque el complemento fue menos atractivo aún, aprovechó el nerviosismo y la desesperación del dueño de casa para dar el golpe luego de un córner desde la izquierda que Slezack cabeceó hacia la red para darle la primera victoria del campeonato.
Durante toda la segunda parte, el ACIA había sido más de lo mismo porque jamás se le cayó una idea para llegar a las inmediaciones del área de enfrente y fueron pocos los jugadores que se salvaron del aplazo generalizado.
Fioravanti fue lo más parejo como en la mayoría de los partidos jugados hasta aquí, Ostapkiewicz respondió bien en su regreso después de mucho tiempo y Drago, más allá de las numerosas críticas que viene recibiendo últimamente, respondió correctamente con una doble tapada en tiempo adicionado ante Hoyos, evitando de esa manera que la diferencia en el marcador fuese mayor.