sábado, 25 de abril de 2015

Fecha 12: PLATENSE 1 – ITALIANO 0. El resultado final no cambia.

Con la llegada del nuevo técnico se esperaba al menos un golpe anímico positivo para salir una pendiente futbolística que lo tiene a Sportivo Italiano en el fondo de los promedios. Hubo algunos cambios de nombres y otros posicionales que le permitieron mejorar algo de lo realizado en partidos anteriores, pero continuó siendo inofensivo frente al arco contrario y nuevamente terminó con las manos vacías. 
El primer tramo de la calurosa tarde tuvo a un Platense muy motivado, con bastante despliegue y encontrando algunas sociedades para llegar con peligro al área contraria. Incansable Ferreira por derecha, correcto Gianunzio en los quites y bien Romero manejando los hilos de tres cuarto hacia adelante.
Al minuto, el local ya había avisado tras un centro de Daniel Vega que cabeceó Ortiz y que rechazó el arquero, pero antes del cuarto de hora sacaría ventaja cuando Gianunzio quitó en el medio y se la cedió a Humberto Vega para que, desde afuera de la media luna, sacara un derechazo inatajable.
Mientras tanto, en el “Azzurro” Archubi era mucho más productivo como volante que como lateral, ya que de sus pies salieron los mejores pases en profundidad para los de adelante, aunque la mayoría fueron desperdiciados. Un caso ejemplo fue el remate cruzado de Mbombaj, que salió muy cerca del palo izquierdo cuando faltaban cinco para el descanso.
Pese a que estaba arriba en el marcador, el conjunto “calamar” no hizo mucho más que el gol en la primera parte, aunque tampoco corrió demasiado riesgo en un encuentro bastante cerrado y en el que casi estira la ventaja cuando ya en la segunda parte el palo derecho evitó la conquista de Vega.
Con el lógico avance territorial rival, los de Bocca apostaron a la contra, pero no estuvieron tan precisos y entonces prefirieron ajustar un poco más las marcas tanto en la zona del medio como atrás.
Mostrando más ganas que juego, Italiano se metió en campo adversario para tratar de revertir la historia y al menos esta vez se pisó más seguido el área, pero otra vez fallaba en la definición, como le sucedió a Molina cuando recibió de Gaona y remató pegado al poste derecho.
La visita Insinuó algo como para soñar con el empate, pero también pudo perderlo por una mayor diferencia en tiempo adicionado si no fuese por la estupenda tapada de Acevedo ante Miranda.
De esta manera, sin lucir pero con justicia, Platense fue efectivo para sumar su tercera victoria consecutiva y ubicarse silenciosamente en el cuarto lugar de la tabla ante un Italiano que vive todo lo contrario, ya que perdió en sus últimas tres presentaciones (todas por 1 a 0) y no puede ganar desde hace seis fechas.