martes, 28 de mayo de 2013

Fecha 37: ITALIANO 2 – SAN MIGUEL 0. Al fin una alegría

Sportivo Italiano superó a San Miguel por 2 a 0 y con este resultado cortó una serie de doce partidos sin festejos y además se aseguró la permanencia en la Primera C cuando resta una fecha para la finalización del torneo.
Hacía mucho que el hincha azzurro no tenía una alegría, tal vez desde el último ascenso a la Primera B Nacional. Si bien este triunfo no sirvió para subir de categoría, al menos alcanzó para desatar un desahogo generalizado después de tantas pálidas que viene atravesando en este último tiempo.
Era un choque entre dos equipos con un mismo objetivo y tal vez por eso no arriesgaron demasiado durante la primera parte, valorando más el orden defensivo para no tropezar en el fondo y no arriesgarse tanto por buscar el arco de enfrente.
En un campo de juego afectado por las lluvias, la pelota pasó de un bando a otro permanentemente ante la imposibilidad de su correcto traslado y si a eso se le suman los nervios lógicos por la difícil actualidad, el partido no resultaba ser muy lúcido.
Recién a los 28 hubo cierto riesgo sobre el área visitante cuando una escapada de Soplán por derecha terminó con un centro rasante que Rojano no llegó a interceptar, mientras que siente minutos después fueron Drago y el palo derecho quienes evitó la caída del arco local.
La segunda parte no se diferenciaba mucho de la primera hasta que a los 17 Rojano conectó un centro hacia la red desatando el primer grito atragantado de la tarde ante un rival algo limitado y que poco después se quedaría con diez por la expulsión de Crespín.
Tanto hacía que no gritaba un gol y ganaba un partido que los de Garate trataron de defender con uñas y dientes los tres puntos en momentos en que San Miguel se jugaba todo en busca del empate que le diera algo más de vida hasta la última fecha.
La desesperación de la visita dejó algunos espacios que Italiano empezó a aprovechar y así fue que Rosa a dos del final se vistió de goleador para definir por encima del arquero para hacer explotar a todos por la salvación definitiva.
Ahora se vendrá un cierre de campeonato y el momento de evaluación general sobre el por qué se llegó a este presente tan gris, casi negro, para no volver a repetir los errores tanto en la conducción como futbolísticos que llevaron a Italiano a jugar en una divisional que había sido archivada en el tiempo.