domingo, 22 de septiembre de 2013

Fecha 8: CTRAL. CBA 1 – ITALIANO 1. Con los merecimientos no alcanza

Después de un primer tiempo donde impuso un dominio absoluto y en el que solo le faltó convertir, Sportivo Italiano quedó imprevistamente abajo en el marcador y gracias a un cabezazo de Laso terminó igualando en su visita a Central Córdoba.
Todo fue del Azzurro desde el pitazo inicial hasta el descanso, con mucha proyección por derecha y una permanente participación en toda la zona de ataque ante una defensa que hacía agua por todos lados.
A los diez, Ciavarelli recuperó un balón, la cedió para Kissner y su centro pasado desde la derecha fue cabeceado con comodidad por Di Biassi, pero el palo evitó la apertura del marcador.
Tan solo dos minutos más tarde fue Rivas quien tuvo la chance de anotar cuando encaró muy solo hacia el área para quedar mano a mano con el arquero, quien evitó el gol desviándola al corner.
También Kissner quedó delante del uno, pero en lugar de definir tocó atrás, No pudo Rivas, tampoco González y tras algunos rebotes la jugada de riesgo se terminó diluyendo. Tampoco Di Biasi, pasada la media hora, pudo empujar un remate cruzado de Rivas desde la derecha.
Por si fuera poco, a los 35 un cabezazo de Kissner se topó con el poste izquierdo evitando el primero de un Italiano que ya había hecho demasiados merecimientos.
Del otro lado, el “Charrúa fallaba mucho atrás, el medio no paraba a nadie, no encontraba un conductor y sus delanteros casi no entraban en juego, por lo que Drago y sus compañeros del fondo tendrían una tarde bastante tranquila al cabo de la primera parte.
El complemento arrancó con un balde de agua fría para la visita porque Silvani apareció solo y la empujó a la red para el festejo inesperado del conjunto rosarino, que encontró un envión anímico en ese gol y se animó un poco más.
Pero la alegría no duró mucho porque Laso conectó de cabeza un centro de Ciavarelli para poner las cosas nuevamente iguales en un partido que pasó a ser mucho más parejo porque los de Ciudad Evita resignaron algo de terreno y protagonismo.
Los cambios realizados por Rizzi no hicieron efecto, el ritmo fue cayendo y recién en tiempo adicionado la visita volvió a contar con la posibilidad de quedarse con los tres puntos cuando Kissner desaprovechó un contragolpe.
En definitiva, Italiano se trajo solo un punto porque careció de la eficacia necesaria para concretar algunas de las tantas jugadas clarísimas que generó al comienzo y también por el bajón que atravesó una vez más en el segundo tiempo, donde casi no tuvo reacción para dar vuelta la historia.