sábado, 28 de septiembre de 2013

Fecha 9: ITALIANO 1 – LINIERS 1. Más perdido que nunca

Sportivo Italiano no supo mantener la ventaja que tanto le costó conseguir porque por momentos fue pura confusión ante un Liniers que solo con un poquito más de orden logró igualarlo, e incluso podría haberlo dado vuelta si hubiera estado más preciso en los metros finales.
El conjunto local salió a jugar con un planteo casi sin ensayo, ya que el DT confirmó el equipo minutos antes del partido y a varios jugadores se los vio bastante perdidos en la cancha, no hubo proyección por los costados y los delanteros no eran lo suficientemente abastecidos.
Liniers no se asustó cuando lo apuraron de entrada y de apoco empezó a aprovechar ciertas desatenciones del rival. Coassini explotó su sector, Cogrossi hizo lo propio y entre ambos se acoplaban a la movilidad de Palmerola para llegar con más criterio al área de enfrente, aunque sin demasiada peligrosidad.
Los arqueros no pasaban sobresaltos, a tal punto que la más clara de la primera parte la tuvo Cano a los 32 cuando, tras una jugada individual, hizo esforzar a Milton Alvarez para evitar la apertura del marcador manoteándola por arriba.
Para la segunda parte Rizzi mandó a la cancha a Focaccia en lugar de Guibelalde y después hizo ingresar a Picciolo por Rivas. Con estas variantes el equipo sufrió un reacomodamiento que en lugar de mejorar las cosas le agregó más desorden, lo que casi es aprovechado por la “Topadora” a través de un contragolpe.
Nada hacía pensar que se iba a romper el cero en los arcos hasta que a los 28 el árbitro dio penal para Italiano cuando Coassini agarró la pelota creyendo que habían cobrado una mano previa muy clara de Ostapkiewicz.
Pese a la insistencia de Selpa, Palavecino era el indicado de la ejecución y con un remate a la izquierda del uno puso arriba al Azzurro, pero solo por un instante porque a los 35 Coassini se encontró en la otra área con el balón de frente a los tres palos y puso las cosas nuevamente iguales.
Un nueva contra de Doracio pudo haberle dado la victoria a la visita, pero para suerte del Azzurro el remate salió desviado y así debieron conformarse con un punto para cada lado, algo que no les sirve teniendo en cuenta que las fechas pasan y la punta se ve cada vez más lejos.