domingo, 4 de mayo de 2014

Fecha 35: ITALIANO 3 – SACACHISPAS 0. Cada vez más cerca

Con la goleada obtenida como local sobre Sacachispas, Sportivo Italiano estiró a seis la diferencia de su inmediato perseguidor y así dio un paso más hacia su posible vuelta a la B, algo que podría concretarse en la próxima fecha si se dan una serie de resultados favorables cuando le toque visitar a Argentino de Quilmes.
Como sucedió en su anterior presentación como local, el Azzurro pareció entrar algo nervioso y acelerado por lo que no podía administrar la pelota con la precisión necesaria, más teniendo en cuenta que el terreno estaba húmedo a raíz de la lluvia del día anterior y de la niebla matinal.
Así y todo, el conjunto de Mario Rizzi se la rebuscaba para buscar el arco de enfrente con decisión. Archubi tuvo una chance en sus pies pero la pelota se desvió tras dar en un defensor y enseguida fue Burzac quien intentó sorprender con el uno rival adelantado, pero su remate salió desviado.
Del otro lado, la visita se mostraba más sereno e hizo mejor pie en el primer tramo del encuentro, pero cuando Cuevas intento romper el cero se encontró con la seguridad de Milton Alvarez para desviar la pelota al corner.
Tras esa jugada, llegó un centro perfecto de Ciavarelli desde la derecha al corazón del área para que Oviedo abriera el marcador con un certero cabezazo. Pese a esa mínima diferencia, el trámite seguía siendo parejo y a nadie le hubiese extrañado si se iban al descanso empatados porque otra vez el uno azzurro debió salvar su valla cuando Ledesma cabeceó un centro de Miranda Moreira.
Antes del minuto del reinicio, Di Biasi se perdió el segundo y a los cuatro Homero Díaz cerró su flojo partido viendo la roja, algo que benefició a Italiano para comenzar a exhibir su chapa de líder y transformarse en el único protagonista dentro de la cancha.
Ciavarelli se adueñó del sector derecho y además se animó a meterse dentro del área de enfrente, lugar desde donde marcó el segundo gol de su equipo aprovechando un rebote tras una contra generada entre Bordón y el recientemente ingresado Martínez.
Salvo Arrieta, quien trató de conducir y probar suerte con algunos remates de larga distancia, los jugadores de Sacachispas perdieron la brújula, descuidaron las marcas, abusaron de las faltas y perdieron la tranquilidad, algo de lo que no se pudo reponer .
Fue en este tramo donde se vio lo mejor del local porque se asoció más, estuvo compacto y lúcido del medio hacia adelante para transformarse en absoluto dominador del juego y mostrar todo el argumento que lo llevó hace ya muchas fechas a la punta del campeonato.
Cuando el “Lila” sufrió la segunda expulsión, el “Azzurro” se floreó más todavía y Martínez convirtió un golazo para sellar una clara diferencia que pudo haber sido mayor si Di Biasi y Kissner hubiesen estado más certeros en la definición.